Suscribirme
Muslo de pollo rebozado en quinoa crujiente
topBannerName Desktop
topBannerName Tablet
topBannerName Mobile
Muslo de pollo rebozado en quinoa crujiente

Muslo de pollo rebozado en quinoa crujiente

acompañado de patatas al horno y mayonesa de mostaza y miel

La quinoa es un ingrediente versátil y que puede servir como acompañamiento o como base en gran cantidad de platos, pero ¿has probado a utilizar la quinoa para rebozar? Hemos desarrollado esta receta para que lo pruebes con nosotros y disfrutes de este pollo rebozado en quinoa crujiente. Lo acompañamos con patatas al horno, mayonesa de mostaza y miel y la quinoa restante, de forma que utilizarás todo el ingrediente y el plato será aún más completo.

Etiquetas:
Familia
Huevos no incluidos
Alérgenos:
Mostaza
Huevo
Tiempo total35 minutos
Tiempo de elaboración25 minutos
DificultadMedio

Ingredientes

cantidad de la ración

100 gramo(s)

Quinoa

280 gramo(s)

Muslos de pollo deshuesados

400 gramo(s)

Patata

1 sobre(s)

Mostaza

(Contiene Mostaza)

3 sobre(s)

Mayonesa

(Contiene Huevo, Mostaza)

½ paquete

Miel

No incluido en tu entrega

1 pizca(s)

Sal y pimienta

2 cucharada(s)

Aceite de oliva

100 mililitro(s)

Agua

30 gramo(s)

Harina para rebozar

1 unidad(es)

Huevo

2 cucharada(s)

Harina

½ cucharadita(s)

Orégano

150 mililitro(s)

Aceite para freír

sideBannerName

Valores nutricionales

Valor energético (kJ)4530 kJ
Valor energético (kcal)1083 kcal
Grasas92.5 g
de las cuales saturadas13 g
Carbohidratos71.4 g
de los cuales azúcares7.2 g
Fibra0.3 g
Proteínas36.6 g
Colesterol0.1 mg
Sodio0.59 mg

Utensilios

Jarra medidora
Cazo con tapa
Bandeja de horno con papel de horno
Plato hondo
Plato
Sartén mediana
Papel de cocina
Bol pequeño

Instrucciones

Cocina la quinoa
1

Precalienta el horno a 220ºC. En un cazo, agrega el agua (ver cantidad en ingredientes), una pizca de sal y la mitad de la quinoa. Lleva a ebullición, luego, cocina a fuego medio-bajo durante 12 min, con el cazo tapado. Una vez listo, remueve con un tenedor para que no se pegue y deja reposar con la tapa puesta hasta el momento de servir.

Hornea las patatas
2

Corta las patatas por la mitad a lo largo, luego, apoya la patata por la parte plana y corta en gajos de 1-2 cm de grosor. Colócalos en una bandeja de horno con papel de horno y agrega un chorrito de aceite, sal y pimienta. Mezcla bien para que las patatas queden bien aderezadas. Hornea durante 20-25 min o hasta que estén doradas. Dales la vuelta a mitad de cocción. 

Prepara los ingredientes
3

Corta cada muslo de pollo en 4 trozos, luego, salpimienta. En un plato, agrega la harina para las albóndigas (ver cantidad en ingredientes). En un plato hondo, bate el huevo (ver cantidad en ingredientes). Finalmente, en otro plato, agrega la quinoa cruda restante, la harina y el orégano (ver cantidad en ingredientes de ambos).

 

RECUERDA: Lávate las manos y los utensilios de cocina después de manipular carne cruda.

Reboza y fríe el pollo
4

Cubre el pollo con la harina para rebozar. A continuación, agrégalo al plato del huevo y cúbrelo. Por último, rebózalo en la mezcla de quinoa y harina. Calienta una sartén con el aceite para freír (ver cantidad en ingredientes) a fuego medio-alto. Cuando esté caliente, fríe el pollo 3 min por lado o hasta que esté cocinado y crujiente. Coloca las piezas de pollo en un plato plano con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Prepara la salsa
5

Por último, salpimienta la quinoa cocida y añade un chorrito de aceite. En un bol pequeño, mezcla la mayonesa, la mostaza y la mitad de la miel (doble para 4p), hasta conseguir una salsa homogénea.

Emplata y disfruta
6

Salpimienta el pollo crujiente al gusto. Sirve las patatas al horno y la quinoa cocida en los platos y agrega finalmente el pollo crujiente con quinoa. Acaba el plato con la mayonesa de mostaza y acompaña al gusto.